Dolor en la ULPGC y Santa Brígida por la muerte del catedrático Carlos Gutiérrez

El profesor de la facultad de Veterinaria fue atropellado el pasado viernes cuando salió a señalizar una avería en su coche. Su familia procede del pago de Paraíso.

La trágica muerte del catedrático de Veterinaria Carlos Gutiérrez Cabrera, quién falleció el pasado viernes a los 59 años de edad atropellado cuando abandonó su vehículo para avisar de una avería en el interior de un túnel de la Circunvalación, conmocionó a la comunidad de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), donde trabajaba como profesor, y a los habitantes del municipio de Santa Brígida, de donde procede su familia.

El fallecido era natural del pequeño pago satauteño del Paraíso y no del barrio capitalino de San Roque, como se informó erróneamente en la edición de ayer de este periódico. Se licenció por Veterinaria en la Universidad de Córdoba y se doctoró por la ULPGC, además de especializarse en pequeños rumiantes con un diploma por la European College of Small Ruminant Health Manageme, entre otros títulos.

 

dolor-ulpgc

 

No obstante, entre sus trabajos se encuentra una investigación internacional en el que comparaba dromedarios de Omán con ejemplares de Canarias con el objetivo de descifrar una infección vírica que sufrían sobre todo los animales que estaban en la península arábica. Asimismo, escribió decenas de artículos en revistas especializadas, participó en más de un centenar de congresos y dirigió seis tesis doctoral, según se recoge en su perfil docente e investigador.

Gutiérrez Cabrera también impartió clases en centros extranjeros, como Universidad de Tras os Montes e Alto Douro (Portugal) entre 1995 y 1999, Universidad de San Carlos de Guatemala en 1995 y 1997 y Universita degli Estudi di Milano en 2005; y participó en investigaciones en Bélgica y Suiza.

Sus vecinos de Santa Brígida le recordaban ayer como una persona sencilla, educada, que nació y se crió en el pequeño barrio de Paraíso situado en la carretera general, en dirección a San Mateo. “Era una gran persona, un gran profesional, muy buena gente y muy querido en el pueblo”, apuntó uno de los residentes, quien destacó que era hermano de la procuradora Elena Gutiérrez Cabrera.

El accidente que segó la vida de Carlos Gutiérrez ocurrió la tarde del pasado viernes en el interior del túnel de La Ballena. El todoterreno que conducía el doctor en Veterinaria sufrió una avería y se quedó parado en uno de los dos carriles centrales de la vía. Cuando se disponía a señalizar la incidencia, el conductor de un Volvo V60 no se percató de lo ocurrido y colisionaba contra su vehículo, desplazándole y un tercer turismo le atropellaba.

Fuente: La Provincia