Veterinarios voluntarios esterilizan 50 gatos para controlar la colonia

Santa Brígida es el primer municipio que acuerda campañas con el colegio profesional para evitar la proliferación de los animales

Varios veterinarios voluntarios han esterilizado a 50 gatos en Santa Brígida en el marco de una campaña de cooperación entre los ayuntamientos grancanarios y el Colegio de Veterinarios de Las Palmas. La Villa se ha convertido en el primer municipio de la isla en el que se realiza una campaña de esterilización de este calibre, que fue calificada como de “todo un éxito” por parte del presidente del Colegio profesional, Enrique Rodríguez Grau-Bassas.

“Todo ha funcionado a la perfección con la cooperación de los cuidadores y responsables de las colonias de los gatos, del Ayuntamiento de Santa Brígida, el Colegio y los voluntarios veterinarios que participaron”, añadió Rodríguez.

 

veterinarios-voluntarios-1

 

El alcalde de Santa Brígida, José Armengol, y la concejal de Salud Pública, Rosalía Rodríguez Alemán, mantuvieron una reunión con el presidente del Colegio para valorar los resultados de la primera fase de la campaña municipal de esterilización de colonias de gatos en la Villa satauteña.

El medio centenar de felinos fueron esterilizados, vacunados y desparasitados gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento, el Colegio profesional, veterinarios voluntarios, vecinos y colectivos de defensa de los animales. Rodríguez valoró muy positivamente que Santa Brígida haya realizado el esfuerzo para poner en marcha esta iniciativa que lo convierte en el primer municipio para desarrollar estas campañas, donde encontraron el interés y apoyo necesario para mostrar la efectividad de estas iniciativas que benefician a la ciudadanía y también a las comunidades de gatos asilvestrados.

Estas campañas mejoran las condiciones sanitarias de las colonias. Destaca la repercusión social de la medida, al ser muchos los animales que fueron entregados por vecinos que facilitan cuidados y alimentos a los gatos abandonados o nacidos libremente.

Ejemplares de ambos sexos fueron esterilizados siguiendo un protocolo marcado por las directrices de los profesionales veterinarios, con un proceso de cirugía de gran calidad y grandes volúmenes, lo cual permite optimizar los costos sin reducir las condiciones de calidad para la cirugía en estos gatos, los cuales son reconocibles porque son marcados con un corte en la oreja izquierda, al igual que son señalizados los lugares donde se actúa y donde suelen localizarse estas colonias.

La campaña ha resultado ser un trabajo muy profesional por parte de los veterinarios formados en la materia, y particularmente ágil gracias a la colaboración vecinal que ha facilitado la localización y captura de los ejemplares, que fueron soltados en su colonia la mañana siguiente a la cirugía.

Comunitarios

La iniciativa da respuesta también a una preocupación vecinal por la falta de control de estas colonias de gatos comunitarios, por tratarse de animales en libertad que se agrupan en colonias y suelen ser alimentados por los vecinos. Con esta intervención, que se mantendrá en el tiempo, se satisfacen las demandas de defensores y detractores de estos animales, ya que se garantiza el control de estas comunidades y su estado sanitario.

Dado que estos animales son territoriales, la consolidación de la colonia evita la llegada de nuevos huéspedes, y menos peleas entre ellos. La labor continuada en esta dirección, a partir de dos años, produce un descenso del número de ejemplares en las colonias.

Esta campaña es una iniciativa innovadora en la isla, si bien supone un proceso complejo para su puesta en marcha al tener que concitar el apoyo y colaboración de los vecinos, colectivos de defensa de los animales y los servicios del ayuntamiento.

El trabajo permite censar las colonias y, a la vez, nombrar responsables de las mismas para atender las necesidades que serán indicadas al Ayuntamiento, así como controlar la alimentación. Las colonias serán alimentadas con pienso seco diariamente y dispondrán siempre de agua limpia y fresca. Los restos de alimentos serán limpiados diariamente para evitar riesgos sanitarios.

Fuente: La Provincia