Un grancanario alcanza en EEUU el máximo nivel de formación en Veterinaria

“Josué es el mejor ejemplo de por qué en Canarias se luchó por la Universidad”. Así define Antonio Fernández, catedrático de Anatomía Patológica y director del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la ULPGC a uno de sus discípulos más brillantes. Se trata de Josué Díaz Delgado, un joven que nació en el sureste de Gran Canaria, en Vecindario (Santa Lucía de Tirajana) en 1987, en el seno de una familia humilde, que se ha convertido en el primer veterinario canario que alcanza el máximo nivel de formación especializada en Patología Veterinaria, en Estados Unidos, tras ir cosechando éxito en todas sus etapas formativas.

 

Captura de pantalla 2016-12-19 a las 9.56.18

 

Josué Díaz Delgado estudió becado en al Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria entre 2005 y 2010, año en el que finalizó la carrera con una nota media de 9,1, uno de los mejores expedientes de la ULPGC del año, quedando también entre los tres mejores a nivel nacional, logros que le valió el reconocimiento, tanto de la institución universitaria como del Ministerio de Educación en 2010.

Consciente de que introducirse nada más acabar la carrera en el mercado laboral “es como tirarte al mar con pocas garantías”, su siguientemeta fue cursar el máster universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria de la ULPGC, que realizó igualmente con honores, ya que la ULPGC volvió a distinguirlo con el Premio Extraordinario Fin de Titulo en 2011. “Llegar hasta aquí no ha sido fácil, porque la formación no está al alcance de todos. Yo he tenido que ir empatando unas becas con otras y sigo en la misma situación, pero estoy convencido de que es el mejor camino, porque cada año salen 50 egresados en Veterinaria y no existe mercado para tantos”, afirmó entonces en el acto celebrado en la ULPGC.

Siguiendo su pasión por la investigación, desarrolló su tesis entre 2011 y 2014, tras cursar el Doctorado de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria de la Universidad de Las Palmas, que cuenta con mención de excelencia nacional. En esta etapa recibió el Premio Extraordinario de Doctorado, en 2015. En ambos casos, dichos estudios los superó con una beca de investigación de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias, y posteriormente del Ministerio vinculado a proyectos del Plan Nacional, desarrollados en el IUSA y en el Departamento de Morfología de la Universidad de Las Palmas.

Su tesis doctorial, titulada Patología y causas de la muerte de los cetáceos varados en las Islas Canarias (2006-2012), dirigida por los profesores de la ULPGC, Antonio Fernández, Marisa Andrada, Manuel Arbelo, describe los hallazgos epidemiológicos, patológicos y las causas de muerte de más de 300 cetáceos varados en el archipiélago canario.

En paralelo a dicho estudio, realizado íntegramente en la Universidad de Las Palmas, compaginó la residencia en Patología Veterinaria (2013-2016) en la Escuela de Texas, A&M, en Estados Unidos. Así, este año ha aprobado la especialidad en Patología Veterinaria por el Colegio Americano de Patólogos Veterianarios (ACVP), el máximo nivel de formación especializada que existe actualmente en el mundo.

A sus 29 años, este joven grancanario, nacido en Casa Pastores, en Vecindario, se ha convertido en uno de esos talentos formados en Canarias que se disputan los mejores centros de investigación en Patología Veterinaria del mundo.

“Josué es el claro ejemplo de cómo personas con pocos recursos económicos han podido acceder a la Universidad y han terminado siendo ciudadanos preparados para un mundo globalizado”, indicó el director del Instituto Universitario de Sanidad Animal de la ULPGC, quien recuerda cómo llegó Josué a la Facultad de Veterinaria, “sin hablar ni una palabra de inglés, y hoy en día tiene abierta las puertas de los mejores centros de investigación en Estados Unidos”, apuntó.

Y es que su expediente académico y científico, faceta muy vinculada siempre al grupo de investigación de su maestro, el catedrático Antonio Fernández, es excepcional. En la actualidad el Doctor Díaz Delgado tiene un balance en publicaciones científicas brillante, con más de 30 artículos en Q1 (revistas internacionales de máximo impacto en su especialidad), y más de 70 comunicaciones a congresos internacionales y nacionales. Incluso, sin haber cumplido los 30 años, ya ha codirigido una tesis doctoral.

“Es un orgullo para nuestro grupo de investigación en Patología Veterinaria y el Instituto Universitario de Sanidad Animal contar con un representante tan brillante, que ahora se desplaza a la Universidad de Sao Paulo, para iniciar otra etapa con su joven familia, buscando un futuro, y sin miedo a dar la vuelta al mundo trabajando en lo que le fascina, la Patología Animal, como a todos, tutores, directores, compañeras y compañeros del IUSA”, subrayó Antonio Fernández.

El IUSA es actualmente líder mundial en investigación y publicaciones relacionadas con la patología de cetáceos, un campo en el que ha trabajado Josué Díaz, como miembro del grupo de investigación que dirige Fernández, hasta que marchó a Estados Unidos. Actualmente está en la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, donde desarrolla un proyecto internacional para estudiar la enfermedad de un virus (morbillivirus) en delfines en tres zonas del mundo: Brasil, Canarias e Italia.

“Para nosotros es un orgullo que alguien como Josué, con pocos recursos, pudiera estudiar y llegar a ser hoy un referente internacional que lleva en su curriculum vitae por el mundo a todos nosotros. El espera, sin obsesionarse, que un día pueda enseñar donde empezó su aprendizaje. Aquí tiene su casa, en la ULPGC de todos, y particularmente en el IUSA, en Veterinaria, donde hoy presumimos de nuestro primer discípulo especialista del Colegio Americano de Patólogos Veterinarios”, concluyó el catedrático de la ULPGC, Antonio Fernández.